(511) 261-3406 / 261-7177 informes@eurovision.pe

1511-2 with manUsted puede ser uno de los 18 millones de Peruanos que padece Baja Visión, una limitación visual que afecta sobre todo a personas mayores de 65 años y que se agrava a medida que aumenta la edad.

La consecuencia es que los afectados, conscientes de sus limitaciones, dejan de realizar actividades habituales, como leer, pasear solas, coser o afeitarse. El desconocimiento de que su resto visual puede ser aprovechado y potenciado les aparta de una vida socialmente activa y disminuye su calidad de vida. Usted puede poner los medios para que esta limitación no suponga un freno en su vida, rehabilitando su Baja Visión. La rehabilitación le permitirá aumentar su independencia y mejorar su calidad de vida.

Contacte con nosotros. Estamos gustoso de poder apoyarlo, un personal de nuestro equipo de ópticos-optometristas especializados le apoyarán y orientarán de forma individualizada a lo largo de su rehabilitación.

Diagnóstico y Tratamiento de Baja Visión

Para ayudar a diagnosticar una baja visión, el examen ocular completo por lo general comienza con AMD_Img02_OPT[1]preguntas sobre su historial médico y cualquier problema de visión que el paciente pueda estar experimentando. También requiere una serie de pruebas diseñadas para evaluar la visión y exámenes de enfermedades de los ojos. Su médico puede usar una variedad de instrumentos, dirigir luces brillantes directamente hacia sus ojos, y le pedirá mirar a través de una variedad de lentes.

Posteriormente, su médico le examinará los ojos con una luz para ver si la parte exterior de los ojos está funcionando correctamente y si hay señas de alguna lesión o enfermedad. También se evaluará la agudeza visual, o qué tan bien ve usted.

Una baja visión es la pérdida permanente de la visión que no puede ser mejorada con anteojos, medicamentos o cirugía. Si usted ha sido diagnosticado con una baja visión, no existe ningún tratamiento que le devuelva la visión. En cambio, usted tendrá que aprender nuevas formas para utilizar la visión restante para completar sus tareas diarias y mantener su calidad de vida.

Recuerde que una baja visión no es un síntoma normal de envejecimiento. Su oftalmólogo puede notar la diferencia entre los cambios normales en el ojo causados por la progresión de la edad, y los que son causados por enfermedades oculares. Si usted ha notado cambios en su visión, consulte a su oftalmólogo de inmediato.